tableros metodologías ágiles en la escuela

Técnicas ágiles en la escuela: Para el maestro (Scrum, Kanban)

En emprendimiento siempre nos enseñan a ir lo más rápido posible para validar tus ideas, tus hipótesis y saber si realmente tiene sentido llevarlas a cabo, por ello hoy hablaré de técnicas ágiles en la escuela.

¿No sería genial saber si las sesiones que estamos creando se adaptan a lo que nuestros alumnos quieren y necesitan en tiempo real? Con estas técnicas nos ahorraremos tiempo y calentamientos de cabeza pensando qué hacer en cada sesión.


Para ello te explican algunas técnicas mediante las cuales puedes organizar tu trabajo y tareas de una forma sencilla y lo más ágil posible. Cuando hablamos de ágil nos referimos a poder cambiar y variar esas tareas en función de las necesidades de cada momento. En este artículo trataré principalmente algunos aspectos de las técnicas Scrum y Kanban aplicadas a la escuela por parte del maestro, es decir, para la preparación y puesta en marcha de sus sesiones, unidades didácticas y programaciones.

Lo primero que debemos saber es qué son estas técnicas. Como ya he dicho son metodologías ágiles para la gestión de proyectos. Ambas se basan en la consecución de un objetivo grande que dividiremos en tareas más pequeñas y, si fuese necesario las seguiríamos dividiendo hasta que sean lo suficientemente pequeñas para finalizarlas en un breve periodo de tiempo que nosotros marcaremos. Tienen sus diferencias pero tampoco las comentaré mucho ya que lo que haremos será coger conceptos de estas dos metodologías y aplicarlos según lo que necesitemos en cada momento.

Un ejemplo, mi objetivo general puede ser llevar a cabo una unidad didáctica completa que dividiremos en sesiones y que a su vez dividiremos en actividades y tareas si es necesario. La enseñaré mediante capturas de pantalla realizadas en un programa utilizado para hacer scrum o Kanban llamado Trello. Aquí vemos la organización de nuestro tablero para la programación del curso:

tableros técnicas ágiles en la escuela
Lo primero que haremos será concretar el objetivo mayor, que en este caso es lo que queremos conseguir con esta unidad didáctica y las sesiones de las que consta:

sesiones técnicas ágiles en la escuela

De estas “tareas épicas” sacaremos las siguientes que serán las sesiones.

unidades técnicas ágiles en la escuela
Para ello como véis utilizaremos diferentes tableros entre los que iremos sabiendo las tareas a medida que vayan estando realizadas. Crearemos los tableros que necesitemos:

  • Yo por ejemplo he creado uno llamado tareas épicas en el que describo de forma general las unidades didácticas, que posteriormente iré desgranando.
  • Crearé otro llamado Lista de Tareas en el que pondré las tareas concretas (en principio las sesiones) a realizar en la medida de tiempo que establezca, en este caso serán tareas de un máximo de 2 horas aproximadamente. Puede ocurrir que dentro de una sesión tengamos alguna tarea que supere la unidad mínima que nos hemos fijado, en este caso sacaremos esta tarea en este tablero creando otra nueva.
  • El tercer tablero le llamaré En Proceso y en él estarán las tareas en las que trabajaré cada día.
  • Por último está el tablero Tareas Hechas al que moveré las tareas finalizadas.

La técnica es sencilla, en lugar de dividir todas las unidades de una iré dividiendo las primeras concretando las tareas a realizar en cada sesión. El motivo de hacerlo de esta forma es que vamos a ir aprendiendo conforme vayamos realizando más sesiones, de forma que podremos ir adaptando las siguientes tareas según lo que mejor nos este funcionando en clase.

Tenemos que pensar que nosotros somos como una empresa que damos servicios a nuestros clientes, los alumnos, si el cliente no está satisfecho no habremos conseguido nuestro objetivo.

En cuanto a la forma de escribir las tareas podemos seguir unas directrices establecidas por Gojko Adzic and David Evans en su libro “Fifty Quick Ideas to Improve your User Stories”. Estas se basan en escribir las tareas como si fuésemos la persona a las que van dirigidas, es decir, los alumnos. La estructura de la tarea será:

  • Como: alumno de 3º de primaria
  • Quiero: realizar ejercicios físicos
  • Para: mejorar mis lanzamientos.

El motivo de escribir las tareas de esta forma es hacer las lo más concretas posible y adaptadas a quien van dirigidas finalmente, los alumnos en nuestro caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *